Nuevos tratamientos dan esperanza a ancianos con degeneración macular

Cuando a Joan Nick, jubilada de 87 años, le diagnosticaron la variante seca de la degeneración macular relacionada con la edad (AMD, por sus siglas en inglés) en su ojo izquierdo, le preocupó la posibilidad de quedarse ciega.

Joan ya había perdido la visión de su ojo derecho a los 60 años a causa del glaucoma, por lo que solo le quedaba la del ojo izquierdo, y no quería perderla.

Como no existe otro tratamiento para la AMD seca que no sean suplementos para retardar la progresión en algunos pacientes, la degeneración macular que padecía Joan fue supervisada mediante exámenes oculares frecuentes para detectar cambios. Un día, durante uno de esos exámenes, el oftalmólogo le pidió que leyera una gráfica optométrica. Para su sorpresa, no pudo hacerlo. Su enfermedad había progresado de tal manera que se convirtió en una variante húmeda de degeneración macular.

Joan forma parte de una cifra estimada de once millones de estadounidenses que padecen algún tipo de AMD, trastorno que deteriora la visión central dificultando la lectura, la conducción de un vehículo, o incluso el reconocimiento de rostros. La pérdida de la visión puede producirse lentamente, pero en algunos casos, como el de Joan, es súbita.

Aunque la AMD es causa principal de invidencia legal en los ancianos estadounidenses, progresos recientes en su tratamiento la han hecho más controlable que nunca antes, una buena noticia para pacientes como Joan.

Mejores tratamientos que nunca antes

La enfermedad de Joan, AMD húmeda, es la forma que reduce rápidamente la visión, y es responsable del 90 por ciento de los casos de invidencia legal vinculada a la degeneración macular relacionada con la edad. Hace diez años, la AMD húmeda era considerada en gran medida como intratable, y muchos pacientes sufrieron una pérdida de la visión grave e irreversible. Pero con la introducción de nuevas opciones de tratamiento como los medicamentos anti-VEGF (factor de crecimiento endotelial antivascular) que se inyectan directamente en el ojo, más pacientes con esa enfermedad conservan su visión y evitan su pérdida permanente.

Joan es una de esos pacientes. Con un tratamiento regular, puede leer, cocinar y hacer las cosas que le gustan. Incluso habla comparte su experiencia positiva con otras personas que están considerando tratamiento de su AMD.

“Siempre me preguntan: ‘¿Es doloroso?’ y les respondo que no”, explica Joan. “En honor a la verdad, no es tan problemático como lo sería quedarse ciego. ¡Lo sé por experiencia propia!”.

Coordine hoy mismo un examen ocular

Entre los factores de riesgo de padecer AMD están la edad avanzada, la raza y la historia familiar. Como en sus primeras etapas la AMD puede ser asintomática, los exámenes oculares son vitales para diagnosticarla en esas fases, y supervisar su progresión. Además, se pueden indicar suplementos nutritivos orales para personas que padecen la variante seca de la enfermedad. Si la misma progresa y se convierte en AMD húmeda, los exámenes oculares facilitan que los pacientes sepan cuándo iniciar el tratamiento antes de que la visión se deteriore permanentemente.

La Academia de Oftalmología de los Estados Unidos (American Academy of Ophthalmology) recomienda un examen ocular básico a los 40 años, así como que los ancianos estadounidenses se sometan a un examen ocular cada uno o dos años. Las personas de edad avanzada que no se hayan hecho un examen ocular reciente, o que no puedan asumir el costo, podrían ser elegibles para EyeCare America, programa de servicio público de la Fundación de la Academia de Oftalmología de los Estados Unidos, que ofrece exámenes y atención sin costo alguno a ancianos elegibles mayores de 65 años. Visite el sitio Web www.eyecareamerica.org para determinar su elegibilidad.

“Algunas personas posponen el examen ocular porque temen que les diagnostiquen una enfermedad”, explica el Dr. Charles P. Wilkinson, director de EyeCare America. “Pero el diagnóstico precoz puede ser el primer paso para salvar la visión. Hacerse un examen ocular puede confirmar su salud ocular, o ayudarle a mantener la visión”.


QR Code – Take this post Mobile!
Use this unique QR (Quick Response) code with your smart device. The code will save the url of this webpage to the device for mobile sharing and storage.

Leave a Reply




Post Comment

 

left
Pause
Right
 
 
The Upstate Shopper
PO Box 160116
Boiling Springs, SC 29316
Phone: (864)542-8015
Copyright © 2017 The Upstate Shopper